LA ESPADA DE KUNG FU:
Publicado en Mayo del 2001 en la Magazine de las Artes Marciales

La mayoría de las armas usadas en la práctica cotidiana del Wu Shu Kung Fu provienen de la evolución y desarrollo que los militares chinos realizaron en pos de la eficiencia de sus ejércitos. La presente nota tratará sobre el Chien: "el arma del maestro" De las muchas armas que componen el vasto arsenal del Kung fu, es tal vez el chien, aquella preferida por maestros y militares de alto rango. La sutileza y finura en su ejecución hacían de esta arma una de las más efectivas a la hora de los combates de antaño. Pero no solo eso, también su portación era motivo de status y jerarquía. Denotaba el refinamiento y dedicación del portador, así como su buen gusto, cultura, habilidad y gusto por las artes Históricamente, las primeras espadas chinas fueron utilizadas en sacrificios ofrecidos a los dioses, pero en la época de los "estados combatientes" (hace aproximadamente 2000 años) la espada recta ya era de uso común en la sociedad.

La Espada en la actualidad:
Si bien hay muchas espadas diferentes en los cerca de 300 estilos de Kung Fu, la más común es aquella cuya hoja mide cerca de 70 cm de longitud y 2,5 cm de ancho. Sus dos filos terminan en una punta en forma de "V", cuyo objetivo es cortar y dar la estocada. La empuñadura (de unos 20 cm de largo) posee una guarda triangular junto a la hoja en la que suelen grabarse figuras de dragones y fénix, animales cuyas características los chinos relacionaban con habilidades en el manejo de la espada. En la parte posterior solían enganchar unos pompones (hechos generalmente con pelo de las colas de los caballos) que los espadachines utilizaban para limpiar la sangre de la hoja. Esto derivó en los bonitos flecos rojos que adornan las espadas actuales, pero que antiguamente tenían una razón más utilitaria. Hoy día, las espadas, lejos de ser un instrumento de muerte, son utilizadas como un método de auto crecimiento. Así, el manejo de armas tiene un alto valor desde el punto de vista físico, ya que requieren mayor coordinación y habilidad, obligándonos a trabajar con sobrepeso, pero totalmente relajados y flexibles, y no tensionados para compensar el peso excedente.

Desde el punto de vista psicológico, manejando las armas tradicionales chinas, uno aprende a dominar un elemento ajeno a sí mismo, apropiándose de él. De esta manera, el ejecutante y el arma se convierten en uno haciendo que nuestra percepción llegue hasta la punta de la espada, ampliando nuestra mente a los nuevos límites impuestos por el arma, mejorando además nuestra interacción con el mundo que nos rodea, nuestra capacidad de comunicación y nuestra sensibilidad. También nos servirá en el caso de tener alguna vez que defendernos, ya sea utilizando algún elemento contundente en reemplazo de la espada (un bastón, un palo ó un paraguas) ó para saber de que manera defendernos si nuestro contrincante es el que tiene el arma. Otra buena razón para la práctica de armas chinas es la posibilidad de incursionar en la faz deportiva de las artes marciales. Todo aquel que pudo observar la ejecución de un competidor de alto nivel en el manejo de la espada, pudo ver una belleza estética difícilmente superable. Y para muchos una razón muy importante para el entrenamiento de las armas antiguas en la actualidad es el mantenimiento de la tradición. El Kung Fu Tradicional es un tesoro cultural de la milenaria china, continuando con su práctica en forma completa podemos mantener vivo dicho tesoro para las generaciones futuras. El desafío de esta generación es, no solo traspasar el conocimiento sino también mantener el grado de excelencia de nuestros predecesores, asegurando la cantidad y la calidad del conocimiento que nos legaron nuestros maestros.

 

 

INSTITUCIONAL
MAESTROS
PROF. ANIBAL TANUS
SEDES

CHOY LI FAT
TAI CHI CHUAN
FOTOS
VIDEOS

MEDIOS GRAFICOS
TELEVISION
EVENTOS
ARTICULOS

ACTIVIDADES
CONTACTO
HORARIOS
VINCULOS