MAESTROS CUANDO?:

Muchos de los que practicamos Kung Fu nos hemos preguntado alguna vez ¿Cuándo nos convertiremos en verdaderos maestros? ¿Qué es lo que necesitamos para realmente serlo?.
En esta nota daré mi punto de vista al respecto para que ustedes puedan tener una referencia sobre las condiciones que necesitaremos cumplir antes de ser llamados maestros.
Todos sabemos que ser llamado maestro en wu shu-kung fu es un título muy importante y es por esta razón que si bien cada escuela tiene su propio sistema de graduaciones y sus propias condiciones al respecto, todas ellas tienen (o deberían tener) algunas pautas comunes con el objeto de preservar el verdadero conocimiento para las generaciones futuras. Piensen además que un título de esta magnitud realza a la persona que se lo gana, pero carece totalmente de valor en aquellos que lo utilizan equivocadamente, ya que el maestro es quien cumple con estas condiciones y no el título colgado en la pared.

Como una vez nos comento el maestro Claudio Di Renzo, para ganarse este honor hay que cumplir con cuatro requisitos que pasare a explicar:

1) Nivel de entrenamiento óptimo, certificado por otro maestro Este punto hace referencia a la importancia del conocimiento y la practica que debe tener un maestro. No sirve de nada tener un conocimiento teórico impresionante si uno después no puede mostrar en los hechos todo lo que habla. Piensen que del nivel que tendrá este maestro dependerá el futuro de la escuela. Un maestro con bajo nivel o con pobre conocimiento difícilmente logre que la siguiente generación sea idónea. Los defectos se multiplicarán como si se tratase de una reacción en cadena hasta que en un futuro nadie logre distinguir lo correcto de lo errado. Es importante también, que este maestro sea reconocido a su vez por su propio maestro, sabremos así que él posee el conocimiento acabado y correcto del sistema que enseña. De esta manera nos aseguramos un control de calidad sobre la enseñanza futura, buscando evitar que cualquiera pueda autodenominarse maestro de un determinado estilo.

2) Nivel docente y experiencia docente comprobable Este requisito hace referencia a la capacidad de transmitir los conocimientos que deben tener los maestros. Una cosa en tener una buena patada y otra diferente es tener la capacidad de lograr que otra persona la tenga. Por lo tanto, una excelente forma de mostrar el cumplimiento de este requisito es tener alumnos de gran calidad técnica, con muchos años de práctica ó haber formado a su vez muy buenos docentes (instructores y profesores) de kung fu.

3) Nivel acomodado en el estilo Aquí nos referimos al nivel de comprensión que tenemos sobre los conocimientos de nuestro sistema. Nadie que este aprendiendo la primer forma puede ser considerado maestro, entonces es muy importante tener un conocimiento acabado del estilo en cuestión. Piensen que los elementos que componen un estilo (formas, métodos de entrenamientos, caminatas, armas, chi kung, etc.) conforman un rompecabezas que nos permite ver la imagen completa cuando acomodamos la última pieza. No conocer todos los componentes de un sistema dejará huecos importantes en nuestro conocimiento que necesitaremos para emplear y transmitir el estilo en cuestión en forma idónea.

4) Lugar acomodado dentro de la familia de Kung Fu. En este último punto se hace referencia a nuestra relación con nuestro maestro y con el resto de la comunidad de nuestra escuela. Piensen que nadie enseña los puntos finos de un estilo a alguien en quien no deposita su más absoluta confianza. Si uno va al gimnasio, paga la cuota, toma su clase y se va, solo tendrá acceso a los conocimientos estándares del sistema (muy valiosos también). Dependerá de cada escuela la forma de determinar quienes son los discípulos más cercanos del maestro y quienes aún no. En muchos estilos (no en todos) se tiene la tradición de realizar un ritual de aceptación al grupo familiar llamada "Ceremonia de Bai-Si". Este ritual sirve para dejar expresa constancia ante la comunidad marcial de quienes son considerados parte de la familia marcial de una escuela. En muchos otros estilos no realizan una ceremonia en particular, pero siempre queda muy en claro quienes son los discípulos. Un punto muy interesante es que si bien el maestro es quien acepta o no a sus discípulos, son en realidad estos quienes acceden a este escalón social en la escuela merced a su interés y compromiso con su maestro, sus compañeros de practica y con el estilo que entrenan.

Para finalizar quiero hacer hincapié en la importancia que tiene también el reconocimiento del resto de la comunidad marcial, especialmente del resto de los maestros "idóneos" que compartirán con nosotros un título trascendental en las artes marciales chinas. Autoproclamarse erróneamente como maestro desacreditaría a aquellos que si lo son, por lo que este reconocimiento tiene su importancia. Maestro es aquel que cumple con todos y cada uno de los requisitos anteriormente expuestos (y tal vez alguno más exigido de acuerdo a cada escuela), siendo insuficiente el cumplimiento parcial de los mismos. Pero a no desalentarse, entrenando duro, con mucho trabajo y búsqueda, uno puede lograr todo lo que se proponga. Un viaje de mil millas comienza con el primer paso.

Por Anibal Tanus

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INSTITUCIONAL
MAESTROS
PROF. ANIBAL TANUS
SEDES

CHOY LI FAT
TAI CHI CHUAN
FOTOS
VIDEOS

MEDIOS GRAFICOS
TELEVISION
EVENTOS
ARTICULOS

ACTIVIDADES
CONTACTO
HORARIOS
VINCULOS