KUNG FU: LAS TECNICAS DE LOS CINCO ANIMALES - PARTE 1:
Publicado en Julio del 2002 en la Revista Cinturon Negro Argentina

Llama mucho la atención el ver a los practicantes de Kung fu realizar movimientos que imitan el comportamiento de diferentes animales. En esta nota intentaremos dilucidar las causas de estas curiosas pero efectivas técnicas de combate.

Desde tiempos ancestrales, el hombre se ha dedicado a la observación de la naturaleza. Y no es para menos, teniendo en cuenta que su supervivencia dependía de ese conocimiento.
Saber cuando comenzaría el invierno o la época del calor, o adivinar cuando llovería o cuando no, era más que importante, ya que la gente se encontraba subordinada a esos cambios de la naturaleza para saber cuando sembrar una semilla o cuando levantar una cosecha.
Y las artes marciales no escaparon a esta visión panteísta de la realidad en la que estaba inmerso el pueblo chino durante la antigüedad. De esta forma, los grandes maestros del pasado utilizaron conceptos tales como los cinco elementos (tierra-madera-metal-fuego y agua), los opuestos complementarios (ying - yang) y los animales como parte de la estructura de los diferentes métodos de combate del Kung Fu. Y a esta correlatividad entre los diferentes conceptos y la naturaleza surgiría una de las más importantes tipificaciones técnicas del Kung Fu como son los "Cinco animales de Shaolín".

Se dice que fue el monje Chuen Yuen y el laico Bai Yu Feng quienes revieron el antiguo arte de combate de Shaolín, agregándole gran cantidad de técnicas. Pero mucho más importante que eso fue el hecho de separar las técnicas en cinco diferentes conjuntos según fueran las características que cada una poseía. Así, cada técnica fue agrupada en uno de los siguientes grupos, cada uno relacionado con uno de estos cinco animales: Tigre, Grulla, Leopardo, Serpiente y Dragón. Más allá de estos cinco animales de Shaolín, existen en las artes marciales chinas muchos sistemas que utilizan otros animales e incluso otras maneras de tipificar las técnicas de combate, tal es el caso de los doce animales de Hsing-I, o estilos que se basan completamente en la forma de moverse de un animal (como por ejemplo el estilo mono), incluso de un insecto (como el estilo mantis) y otros sistemas que no entrenan técnicas de ningún animal.
La idea central de la práctica de las técnicas imitando los movimientos de los animales es la capacidad de anular las limitaciones psicológicas que tenemos por siglos de civilización cuando nos encontremos en una situación extrema y sacar la bestia que tenemos dentro. Volviendo a ser feroces como un tigre que defiende a su cachorro cuando las circunstancias así lo exigen.

La Fuerza del Tigre: Cuando pensamos en el tigre, no podemos menos que imaginarnos al cazador más formidable de la naturaleza. Fuerza y agresividad son las dos cualidades principales de este poderoso felino. Así, cuando un practicante de Kung Fu realiza una técnica de tigre, será de vital importancia que pueda recrear estas dos habilidades. Uno debe mimetizarse tanto en lo físico como en lo psicológico con el animal que está entrenando. Así uno debe volverse tigre cuando realizamos nuestra técnica de garra (ver foto uno), imprimiéndole la misma ferocidad agresividad y fuerza, tal cual si nos hubiéramos convertido en un gran felino, siendo nuestro ataque frontal y poderoso.

La Suavidad de la Grulla: Cuando se habla de la grulla, nuestra mente recrea al instante esa imagen de una glamorosa y esbelta ave blanca con sus delgada patas y su largo pico. Además, los chinos ven a las grullas como un ave asociado a la muerte y los funerales. Desde el punto de vista marcial, diferentes cualidades de la grulla llamaron la atención de distintos maestros del pasado. Así, la grulla en Kung fu representa las técnicas de pateo y equilibrio (por los largos momentos que la grulla pasa parada sobre una sola de sus patas), las técnicas de suavidad (debido a su fragilidad), los movimientos en "aleteo" de los brazos y una serie de ataques con los dedos de la mano imitando un pico de grulla. Cuando un luchador utiliza una técnica de grulla, debe verse majestuoso, casi superior a su rival, intentando vencer la fuerza con suavidad y los ataques frontales con movimientos de esquive en las diagonales, imitando el porte majestuosos del ave.

No se pierda en el próximo numero la finalización de esta nota, donde podrá enterarse cómo son las técnicas del Leopardo, la Serpiente y el Dragón de Kung Fu.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INSTITUCIONAL
MAESTROS
PROF. ANIBAL TANUS
SEDES

CHOY LI FAT
TAI CHI CHUAN
FOTOS
VIDEOS

MEDIOS GRAFICOS
TELEVISION
EVENTOS
ARTICULOS

ACTIVIDADES
CONTACTO
HORARIOS
VINCULOS